>Jacques Brel – Dans Le Port d’Amsterdam

>

Las bellas palabras que Jacobo Sanjurjo trai consigo cuando llego a Valladolid. Era triste y gris el paisaje de la Escuela Normal. La revolucion y la lucha contra el franquismo, incendiaba los bordes de los dias. Pero la sordidez de lo cotidiano chupaba hasta la miseria la alegria de vivir. En ese contexto Jacobo, su actitud anarquita surrealista, animaba aquella cara oculta de mi vida que se alimentaba a duras penas de la poesía. Era insaciable de belleza y de existencial locura.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s