>y estas mondas de tus nombres

>El viaje es el regreso,
y estas mondas de tus nombres
                                   en mis manos.
 Amigo querido, vaya melancolia… como un mar de adioses se me ha caido encima al descavar los parpados esta mkañana. Eran tantos los besos, sus ascuas entre mis cosas de arriba a abajo, desde la punta de la lengua hasta la copa del arbol que todos llevamos de en los pies, que me hice azul por un momento y unas lagrimas de algodon en rama, me empaparon la sangre apasionada e indeleble.
Y Sabato para siempre en el corazon del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s