>GÜNTER , el amigo aleman

>ACTUACION MEMORABLE E SALVAXE NO “TORRENTE BALLESTER” (FERROL) JUNTO A LA ASOMBROSA VENESSA VIDAL. Todo fue de sorpresa en sorpresa, la voz, la voz en los poemas, los poemas desmenuzados entre sus dientes, y Günter a dentellladas liricas, naturales, salvaxes, en las que los instrumentos eran sometidos a un adorable funambulismo en el cual la naturaleza balbuceaba el origen del grito,

biografía:

“Nació en Zeitz,

GÜNTER HEINZ Y VICTOR M.DIEZ

Estudió matemáticas en Halle, Música de Dresde y Berlín.
Trabajó como matemático en distintas universidades, 1983 Doctorado.
Desde el año 1987 como músico freelance, primera actuación de muchas composiciones contemporáneas.
Conciertos de música improvisada grabaciones, radio y CD en Alemania (música orgánica), Suiza (For4Ears) y EE.UU. (ALEA)

NUESTRO AMIGO GÜNTER
Y SU EXQUISITA PRESENCIA

1992-1993 fue compositor invitado en el Estudio Electrónico de la Academia de Música de Basilea.
Cooperación con la Kammerenseble Neue Musik Berlin, Neue Horizonte Bern y SEM Conjunto de Nueva York.
Sus composiciones se han realizado en Berlín, Moscú, Madrid y los EE.UU.. Cargos desempeñados en Malta y Cerdeña.
En el campo del jazz que tocó con Bernd Köppen, Lou Grassi, Dorschner Hartmut, Kent Carter, Bill Elgart, Lythel Michael, Agustí Fernández.
Él es el director artístico del festival de música improvisada libre en Dresden.

GÜNTER HEINZ CON VICTOR M.DIEZ
Y LOS VIRTUOSOS AL VIDAL Y ELI QUARTIER
EN EL MERCADO DE RECEMIL(FERROL)
EN CARTELES, TIAGO COMES Y GÜNTER HEINZ

La estancia entre nosotros de Günter supuso una de las celebraciones mas esplendidas de las que disfrutamos en estos dias enxebres y salvaxes que se sucedieron en Ferrol. Gracias a él y al resto de los convocados logramos momentos inolvidables.
Todo esto solo puede entenderse, como suele suceder con las cosas del corazon y de los sueños, por la existencia de vasos comunicantes que hacen posible las combinaciones cuyas matematicas pertenecen mas a las metamorfosis de los dioses hindues y a los astros que a la combinatoria esquilmadora de los planes de “estudio” de la cultura-cadaver.
Sera Ildefonso, Chefa, Victor, Isabel, sus vuelos de amorosos fuanambulistas, sin redes ni tupidas certezas las que prologan, en concreto Ildefonso, esta cortaziana cita. No puedo por menos que incluir aqui parte de la carta que Fonso me envio, carta que muestra las pasiones de la creatividad y la ternura. Si en algo me caracterizo es en el hilvanar y coser los arrivos de los amigos a nuestras multiples orillas. Y aqui entran todos aquellos que nos precedieron y aquellos que jamas conoceremos pero con los cuales desde siempre compartimos los mismos vasos, los de vever y bibir los sueños.
libro El jazz en la boca, se lee la entrada Hurta Cordel 2006: don instantáneas. En la segunda aparece esto:
“Andrés, vi algo que nunca había visto. En medio de su concierto, Günter Heinz, ése músico que siempre nos ha recordado a Carlotti, le dio un trago de vino al trombón. Con delicadeza (todo en Günter es delicado, borboteos, gárgaras, oquedades y pompas de sonido) alzó un vaso de vino tinto y le dio de beber al trombón. Era el cuento antiguo del que comparte el vino y la comida con su animal, como tú hiciste alguna vez con la Lolina.
Sé que te hubiera gustado la escena, la sacarías de cuando en cuando: ¿No me lo contaste tú, compadre, aquel alemán que le daba vino al trombón?”.

Cuando me encontré con Heinz en Dresde le comenté esa estampa y él quedó muy interesado. Así que Barbara Mayer lo tradujo al alemán (ver más abajo) y se lo mandamos. Poco después, él me pidió tu mail y el resto ya es historia vuestra.
Y ahora resulta que me entero por la red, viendo el programa, que viene a estar con vosotros el bueno de Heinz…
“..me apetecía recordarte esa pequeña historia de las relaciones y carambolas entre amigos…
Nada más, que le des recuerdos cariñosos a Heinz de mi parte; y no veas este escrito como disparo del persecutorio: sólo viene a ser expresión de la pena que me da perderme la ocasión de ver a dos enanitos del bosque juntos.

Un abrazo fuerte
Ildefonso
Malentendidos chiquitos que no van mas allá de lo mucho que compartimos, y la intensidad de nuestra viva artesania. Las disculpas en las palmas de mis manos. No has dejado de estar presente, con creces, y malo sera que el año proximo no te tenga tan cerca como para oirte todos los regalos
(En el texto citado e quitado aquellas reflexiones que atañen a la personal y multiple manera de querernos)
Hurta Cordel 2006: Zwei Momentaufnahmen

Zu Anfang schien es eine Szene im alten Schuppen der Verbannten (obligater Hinweis: die Guillermo Bücher von Richmal Crompton). Das Mädchen Violeta Isabel hatte es für immer geschafft, obwohl es so negativ begann mit den Verbannten :“ Wir wollen hier keine Mädchen.“ Aber sie hält durch, sie ist hartnäckig und verfügt über höhere Mittel: Einbildungskraft, Intelligenz, Sinn für Praktisches. Schon spielen alle zusammen, so wie sie es wollte, ohne Rang und Unterschied.
Chefa Alonso am Sopransaxofon, Steve Noble, Schlagzeug, John Edwards, Kontrabass. Das Trio fand gleich von Beginn seinen natürlichen Ort, den alten Schuppen, das Sommergrundstück namens Pantalèon, dort, im Galizien der Kindheit.
Die Verwandlungen begannen, Metamorphosen: Es erschienen Vögel, immer angezogen von der Improvisation. Steve, ein flatternder Rabe auf den Becken des Schlagzeugs; John, rot gefiederte Taube, zerzaust und zu unglaublichen, blitzschnellen Übergängen fähig; und Chefas wogender Gesang fließt aus dem langen Schnabel ihres Sopransaxofons. Ein hockender Storch, bewegungslos, im Nest des Glockenturms.
Sie einigen sich auf gängige Spielregeln, die Musiker, das Publikum und die natürliche, komplexe Musik, die uns Rätsel aufgibt, Nutzen bringt, Verlangen und Vertraulichkeit in uns hervorruft.

André, ich sah etwas, was ich zuvor noch nie gesehen hatte.
Günther Heinz, dieser Musiker, der uns immer an Carlotti erinnert hat, gab seiner Posaune während des Konzerts einen Schluck Wein. Feinfühlig (Alles an Günther ist feinfühlig. Sein Sprudeln, Gurgeln, Glucksen, seine Klangblasen.) erhob er ein mit Rotwein gefülltes Glas und gab seiner Posaune zu trinken. Wie in der uralten Geschichte desjenigen, der Wein und Essen mit seinen Tieren teilt, so wie du manchmal mit Lolina teiltest.
Ich weiß, Du hättest diese Szene gemocht, hin und wieder würdest Du sie erwähnen:„ Hattest Du mir nicht von diesem Deutschen, der seiner Posaune Wein zu trinken gibt, erzählt?“

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "günter heinz", "semana da poesia salvaxe", "tiago gomes", "victor m. diez", ferrol. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s