Virginia Urdiales: “Seguiremos gritando por la libertad de expresión”

Virginia Urdiales: “Seguiremos gritando por la libertad de expresión” | Tam-Tam Press.

 

“Con la Ley de Mecenazgo se permite a las empresas invertir parte de sus beneficios en proyectos culturales y así no pagar los impuestos correspondientes a esos beneficios… ¿por qué no podemos las propias compañías reinvertir los nuestros?”

Virginia Urdiales emplea su energía en subirse a proyectos que reúnan calidad y compromiso. La actriz ha pasado por muchas cocinas escénicas tanto de sala como de calle a través de la interpretación, los zancos, el fuego, el clown, el videomapping… Le interesa el arte para transformar el mundo y tocar lo cotidiano. Ahora la Unión de Actores y Actrices de Castilla y León-AISGE acaba de entregarle el premio a la mejor Interpretación Femenina 2014 por su trabajo en Sofá de escai, de Mercucho Producciones.

Por ISAAC MACHO

—Decía el director polaco Krzysztof Warlikwski que el teatro está basado en la verdad y encuentra su fin en lo inexplicable. ¿Haces tuya esa reflexión?

—Cada uno es dueño de su propia verdad. Me parece maravilloso cuando el teatro cumple la función de espejo y te lleva a entender alguna de esas cosas inexplicables.

—Al celebrar este año el Día Mundial del Teatro en el LAVA de Valladolid se oyeron voces pidiendo libertad de expresión, ¿en pleno siglo XXI?

—En pleno siglo XXI y con la censura a cuestas…, ¡parece mentira! Todavía pueden suceder cosas como que te llamen en nombre de la libertad de expresión para anular una conferencia, qué ironía, ¿no? Seguiremos gritando por la libertad de expresión.

—En ese mismo acto, algunos integrantes de Mercucho Producciones decían “qué grande, emocionante y arriesgado es ser actor en Soria”. ¿Te suena la música?

—Es una referencia a las dificultades que tiene esta profesión, la inestabilidad, nunca sabes el trabajo que vas a tener, y más en ciudades pequeñas donde las iniciativas culturales son limitadas. La pasión en el mundo del arte y en la vida en general, no debe quedarse fuera: lo que hagas, hazlo con amor.

—En la entrega de los premios de la Unión de Actores de Castilla y León, tú participabas por partida doble: como presentadora del acto y como receptora del galardón a la mejor Interpretación Femenina por tu papel en el espectáculo Sofá de escai. ¿Qué tiene tu personaje para merecer este reconocimiento por parte de tus compañeros?

—Esto habría que preguntárselo a los compañeros que votaron. Primero nos llamaron de la Unión de Actores para presentar la Gala, nos pareció divertido, pero cuando nos enteramos de las nominaciones de los tres no podíamos dejar de reír. Creo que los tres personajes son muy cercanos, muy tiernos, y cualquiera se puede ver reflejado en ellos.

Imagen de la obra "Sofá de escai", de Mercucho Producciones. © Fotografía: Jimena Marcos López.

—¿Una sonrisa sobre el escenario puede ser dramática?

—Una sonrisa puede ser dramática, el clown se ríe de su propia tragedia. Además la sonrisa es la mejor manera para salir del drama.

—¿Qué aportan las artes escénicas al mundo en que vivimos?

—Teatro, música, danza, el arte en general, para acercarse a lo cotidiano, a lo que cada día nos ocupa y nos preocupa como instrumento transformador de la sociedad.

—¿Podrías definir algunas condiciones en las que vivís los profesionales de la región?

—Son varias y de calado. Yo diría que la falta de políticas culturales, la subida del IVA y la desprotección de las compañías han hecho que algunas hayan tenido que cerrar. No pedimos subvenciones sino mayor protección, como sucede en Francia. Queremos poder reinvertir en la compañía, mejorar las condiciones para los actores en la seguridad social. Con la Ley de Mecenazgo se permite a las empresas invertir parte de sus beneficios en proyectos culturales y así no pagar los impuestos correspondientes a esos beneficios… ¿por qué no podemos las propias compañías reinvertir los nuestros?

—¿Qué piensas del trabajo que desarrollan las salas alternativas?

—Creo que las salas alternativas pueden ofrecer propuestas interesantes e innovadoras y están acercando el teatro a un público que normalmente no acudía a ver los espectáculos. Estaré a favor de ellas siempre que en estas salas se mantengan unas mínimas condiciones para los artistas. En mi opinión no solo nos dan la oportunidad de poder trabajar, sino que además algunas ofrecen estos espacios como lugar de ensayo e, incluso, imparten cursos formativos.

—Y respecto al microteatro, ¿nació para quedarse o es pasajero?

—He probado el microteatro, performances en casas y otras propuestas que han nacido a raíz de la crisis. Me han parecido proyectos muy divertidos e interesantes, sobre todo, por la cercanía con el público. El microteatro llegó como algo novedoso, y pienso que ha creado nuevos espectadores. Te puede gustar más o menos la iniciativa, pero si se queda, que sea con un trabajo de calidad y unas mínimas condiciones, no todo vale.

—Actualmente, ¿dónde está la dignidad de actores y técnicos de la profesión?

—La dignidad es cosa de cada uno, yo no soy quién para valorarla.

—Cuándo te subes a unos zancos, ¿alguna vez piensas que eres una actriz de segunda?

—¿Qué es ser actriz de segunda o de primera? Afortunadamente dentro de mi trabajo me puedo permitir ser muchas cosas. Llevo subida en los zancos desde el año 98, esto me ha dado mucha experiencia, muchos bolos, y lo seguiré haciendo hasta que pueda. Me hace muy feliz compaginar esta modalidad artística con otros espectáculos de sala o trabajos ante la cámara. Nunca entras en rutina, y en cada trabajo hay un nuevo reto o algo diferente que aprender.

Imagen de "Quijotadas", de Kulldsac". © Fotografía: Jimena Marcos López.

—¿Es imaginable pensar que los profesionales de las artes escénicas pidáis algún día a la Consejera de Cultura participar activamente en el diseño de los programas culturales públicos?

—Pienso que lo que tendría que haber son profesionales de la cultura realizando los diseños de los programas culturales.

—¿Alguna vez será realidad?

—Tengo que pensar que sí…

—Buscáis denodadamente espectadores hasta debajo de las alfombras…, pero, ¿cuándo se implicarán las administraciones en la creación de nuevos públicos?

—Cuando se decidan a protegernos como bien de interés cultural y social.

—Al terminar cada montaje, ¿las administraciones os pagan pronto?

Algunos organismos sí que se han puesto las pilas con la nueva ley y sí que pagan según contrato. Otros no, y, desde luego, nosotros también tenemos la costumbre de comer cada día, ¡oiga!

Imagen del espectáculo "El intrépido soldadito de plomo". © Fotografía: Rodrigo Tamariz.

—¿Debería hablarse de estética de una obra de teatro o de las reflexiones que el espectador es capaz de hacer cuando el telón cae al final de cada representación?

—Lo más importante son las reflexiones del espectador sobre lo que ha visto, lo que realmente le ha llegado. Si además está envuelto de magia o belleza, será un punto a favor, pero sin olvidar el contenido y sin caer nunca en la superficialidad.

—¿Qué proyectos bullen ahora en tu cabeza?

—A corto plazo, marcho este mes de abril con Pallasos en Rebeldía al Fisahara, para actuar en los campos de refugiados del pueblo saharaui. Llevo años queriendo vivir esta experiencia, creo que es una bonita manera de retroalimentarse. Vas a dar y también a recibir, como me pasó en el hospital de Montevideo, el pasado mes de noviembre, con Payasos Medicinales.

Seguiré compaginando el trabajo con mi familia Kulld’Sac; con el espectáculo de clown Sofá de escai de Mercucho Producciones, con una nueva versión llamada Desplazados, donde los tres clowns se encuentran en la calle con su sofá. Esta versión la podremos ver en mayo en el TAC de Valladolid.

Como proyecto personal y profesional, estoy en proceso de investigación de Teatro-Videomapping con el espectáculo De sueños, verdades y otras historias de Nadia Del Arte. Un camino hacia la esperanza. Es un espectáculo muy personal, algo complicado desde el punto de vista técnico, pero en el que todo el equipo está poniendo mucho esfuerzo e ilusión. Esperamos estrenarlo pronto.

Imagen del espectáculo "Shock show". © Fotografía: Henar Sastre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s